Sportelde.com – Telde

Jornada de inflexión en la Regional Preferente. Una vez disputada siete jornadas, con los equipos ya rodados, los equipos teldenses entran ya en el ecuador de la primera vuelta de la competición con un juego consolidado y con los objetivos a corto y medio plazo ya establecidos después de un inicio liguero con realidades dispares.

Vuelve la triple mirada. Tras dos semanas consecutivas de derbis, UD San Gregorio, Unión Marina y UD Telde vuelven a dividir sus caminos hasta diciembre (fecha del último derbi que medirá a los de Chalana con los de Suárez).

De estos últimos 14 días, el que mejor parado ha salido son los blancos. El peor, el Unión Marina, que no solo ha perdido su condición de invicto sino que se ha metido en una racha de no victorias que se ha prolongado por cuatro jornadas, aunque el lado positivo es que de siete partidos solo ha perdido uno. El Telde, en medio, por lo menos ha logrado cuatro de los últimos seis puntos y está fuera del descenso.

Para los azulones quizás es una de las jornadas más propicias. Los equipos que le persiguen se enfrentan contra los de la zona media-alta (Unión Marina y San Gregorio, posibles aliados, juegan frente a Costa Ayala y Doramas, respectivamente). De darse los resultados, el equipo podría marcharse a los cinco puntos de ventaja sobre el descenso, de la misma manera que se puede meter en ella si sucede todo lo contrario.

A pesar de que el juego no está siendo brillante, la sensación que dio en el último derbi (dos disparos peligrosos a puerta en la primera más dos acercamientos en la segunda) y su victoria en el complicado campo del Guía puede invitar a cierto optimismo de que puede ser capaz de doblegar a un Balos que acumula dos empates consecutivos y que no ha logrado una victoria fuera de casa esta temporada, solo un empate ante el Cerruda el día 28.

Con nueve puntos, el equipo capitaneado por Javier Arrazola se encontraría en una posición más o menos cómoda para afrontar dos picos complicados consecutivos (San Antonio y Unión Viera), que de sacarlos de manera positiva metería cierta ilusión en la parroquia local, una vez que lo que le queda hasta el final de la primera vuelta es calidad media teniendo en cuenta que al Tamareceite y Maspalomas los ha dejado atrás.

Quien sí se debe de estar frontando las manos es la UD San Gregorio. En estado de gracia y en uno de los mejores momentos deportivos de los últimos años, los de Chalana visitan a un CD Doramas en zona peligrosa.

Desde un punto de vista de objetivos, el rival es directo en la busca por la permanencia, como casi todos los que se encuentran en la zona media-baja de la clasificación y un contrincante más al que debe vencer para llegar a los choques realmente complicados con una diferencia de puntos muy importante con respecto al descenso.

Desde la plantilla y el cuerpo técnico poco se quiere escuchar la frase ‘luchar por el ascenso’, dado que el inicio de la temporada pasada fue muy similar y el equipo terminó pidiendo casi la hora entre los meses de marzo y mayo, por lo que delegan esas metas a cuando el objetivo de la permanencia sea matemática.

El otro protagonista es el Unión Marina, que visita al colista UJ Costa Ayala que no termina encontrarse cómodo en la categoría, pero los rojiblancos tampoco están para mirar el rival. Acumulan cuatro partidos seguidos sin ganar que les ha estancado en la zona media.

Son estos los partidos que debe ganar si realmente quiere ser merecedor de estar una temporada más en Regional Preferente. La temporada pasada perdió partidos clave que les arrastró mar adentro, con pocos conocimientos de nado y poco muy poco no se ahogaron. Por ello, los tres puntos de este encuentro, si bien a estas alturas no son vitales, puede que en los meses finales sí lo sean.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here