SPORTELDE.COM – TELDE

La temporada 2017-2018 fue el último del CD Telprom en competición. Su presidente, Rafael Trujillo, ha decidido dar un paso a un lado por cansanción mental y ha delegado en el Preconte Telde la gestión de los equipos que ha dirigido en los últimos años. Lo hace con el infantil B arrasando en la isla y quedándose cerca del cetro autonómico.

El directivo deja el club aunque prefiere no hablar de una retirada. «Eso no se puede decir, no me atrevo a decirlo tampoco (rie). Por lo pronto, paro», declara en una entrevista concedida a Sportelde.com, sabiendas que en algún momento puede volver a la actividad como muchos otros que han dedicido ‘jubilarse’ pero regresando en tiempos futuros.

Trujillo, que dejá atrás un buen legado de fútbol sala, asegura que se queda «con la cara de alegría y satisfacción de un niño. Con la alegría de ver un niño feliz, un niño en una cancha corriendo, marcando un gol, saltando, celebrándolo…».

– Vaya temporada que acaba de finalizar. ¿Histórico para el club?
Sí. Ha sido una temporada genial, para recordar, en el infantil sobre todo, porque tenemos varias categorías. Benjamín, alevín, dos infantiles y cadete. Pero en este caso en el infantil B son niños que llevan con nosotros muchos años. Es una maravilla de temporada, para recordar toda la vida.

– Qué lástima ese Campeonato de Canarias. Por errores arbitrales en el primer partido se quedaron con la miel en los labios.
Yo pienso que es así y lo pensamos. Y nos da pena porque los errores arbitrales fueron aquí, en nuestra propia casa fuimos perjudicados. En Tenerife hicimos un gran partido. Nos vimos ganando, pero en el partido de ida nos vimos bastante perjudicados. Y no quiero ir más allá.

– También es verdad que estuvieron por debajo durante todo el partido.
Sí. No enfocamos bien el partido. Los niños estaban bastante tensos y aunque los equipos son muy igualados, pero entramos mal y ellos se pusieron por delante. Tuvimos que andar a remolque y cuando tuvimos la remontada fue cuando vinieron los problemas ya comentados.

– ¿Qué faltó en el partido de vuelta para finalizar la remontada?
La primera parte fue muy buena pero nos fuimos perdiendo al descanso por 1-0. Entramos en la segunda parte y ya sabíamos cómo nos iban a atacar. Fuimos todo por el todo y marcamos tres goles. Nos pusimos 1-3, nos quedamos a un gol. Ahí quizás empiezan los nervios, y ahí saben los niños, que tienen 12 y 13 años, que falta un gol para estar en el Campeonato de España. Eso pesó. Entonces quiero destacar la personalidad de Alfredo (La Salle), que es un chaval que parece que tiene 25 años. Sacó su templanza y supo leer muy bien el partido. Quizás nosotros no supimos administrar la diferencia a favor.

– La guinda al paste, la Copa Federación.
Total y absolutamente. Somos merecedores de lo que hemos hecho a nivel grancanario. Tuvimos la final de liga contra el Basilea, que la ganamos por 1-2 y se me antoja resultado corto aquella, y la de Copa sí que fue resultado justo e incluso pudo haber sido mucho más holgado. Pero se dejó claro quién era el campeón infantil. Yo no soy persona que suelan hablar así, pero es muy claro.

– ¿Es la mejor temporada en la historia del club?
Tuvimos una gran temporada en el segundo año en el que también ganamos cuatro títulos. Una copa cadete, una liga y dos segundos puestos. Entonces fue más repartido, fue un gran año. Éste último es cierto que el cadete estuvo en los primeros puestos siempre, estuvo a punto de conseguir esa liga y la diferencia es que hemos tenido un equipo que ha barrido que es el infantil B. Podría decir que es el año más exitoso del club.

– ¿Qué le pasó al cadete a partir de la jornada 12?
Creo que pagó la inexperiencia. Tengo que resaltar a Ariel Joshua Bueno, un gran entrenador y un gran descubrimiento del club que empezó con nosotros esta temporada. Le supo dar personalidad al equipo, pero llegó un momento en el que los demás equipos se dan cuenta de que estás arriba y los partidos empiezan a convertirse en pequeñas finales. Ahí sí que es verdad que dejamos de ser competitivos con un Teror muy fuerte que vino aquí a ganarnos. Fue el primer susto. A raíz de ahí todos quería desbancar al Telprom. Nos faltó experiencia.

– Al final se logró el ascenso.
Sí, sí, genial. Una temporada maravillosa teniendo en cuenta que había niños que no habían jugado al fútbol sala prácticamente. El club no tenía cadete desde hace unos años. Fabuloso.

– Lástima que esos niños no tengan continuidad en un equipo juvenil por lo caro que es.
Exacto. La categoría es carísima porque solo hay juvenil nacional. Pero bueno, para la temporada que viene hay previsiones de que puede haber mucho fútbol sala.

– ¿Qué futuro tiene el fútbol sala masculino en esta ciudad?
En Telde no se le ha dado la importancia que debería dársele. Años “A” había grandes equipos aquí. Yo jugué al fútbol sala en equipos federados hace muchísimos años y no se le está dando la importancia que le debería dar. Hay mucho mimbre y espero que alguien se dé cuenta.

– Ahora llega el Preconte Telde para gestionar a los equipos. ¿Qué expectativas tienes?
Tengo muy altas expectativas. El Preconte Telde es un club muy serio, está muy bien dirigido y está consolidado a nivel femenino, como todos sabemos. Hay personas ahí que entienden de fútbol sala, lo que pasa es que se meten ahora en la sección masculina y es muy diferente. Tiene connotaciones distintas. Pero yo creo que puede ser un gran año en el fútbol sala de Telde.

– ¿Con qué se queda de estos años?
¿Con qué me quedo? Fundamentalmente, no sé cómo explicarlo, con la cara de alegría y satisfacción de un niño. Con la alegría de ver un niño feliz, un niño en una cancha corriendo, marcando un gol, saltando, celebrándolo… porque hay cosas buenas y cosas malas, pero me quedo con la alegría que le hayamos podido proporcionar a cualquier niño.

– Se toma un tiempo sabático. ¿Cansancio físico o mental?
Bueno, más que un año sabático, no sé exactamente. Igual es hasta una retirada, pero eso no se puede decir, no me atrevo a decirlo tampoco (rie). Por lo pronto, paro. El cansancio es a nivel más psíquico que otra cosa. A nivel carga. Llevo 10 años trabajando con la base y llega un momento que tengo que descansar. Estoy saturado y a nivel federativo no veo que estén haciendo las cosas todo lo que bien que se debería hacer.

– Micrófonos suyos.
Bueno. Me retiro, el Telprom se retiro. Lo que sí queda claro es que quiero agradecer el trabajo de tanta gente  que en estos años han estado a mi lado. A mi compañero Gonzalo Jonathan, de los entrenadores que han pasado, que son muchos y que tardaría en nombrar a mucha gente que se han portado muy bien. Este año a Joshua, a Cristo por supuesto, Gioberti, de Guaci… Todos esos posiblemente vayan a trabajar ahora con Preconte y espero que la base del fútbol base siga viva. Ánimo, que esto no acaba, continua.

1 Comentario

  1. Como padre de uno de los niños que lleva desde el principio de esta andadura del telprom agradecer a Rafa ese trabajo constante que ha hecho con la base y que ha dado sus frutos, agradecer tambien el haberse mantenido tanto tiempo luchando contra una situacion que todos los que estamos con el en esta andadura sabemos cual es y no es mas que en telde como no hables de balonmano tienes que ser muy famoso o gastar muchas perras para que te hagan caso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here