JUAN ANTONIO HERNÁNDEZ – TELDE

Primero fue el Unión Marina y ahora el Unión Costa Bañaderos. La UD San Gregorio ha caído este sábado por 3-5 ante el penúltimo, esta vez el cuadro aruquense, para confirmar la nefasta primera vuelta de competición donde solo ha logrado un punto de 51 posibles para quedar con un pie y medio en Primera Regional.

Lo peor de todo es que es uno de los mejores partidos que se le recuerda al conjunto teldense, y eso quiere decir que las esperanzas para remontar casi 20 puntos de diferencia sobre la permanencia es casi misión imposible, más que nada porque el equipo no está para ganar ningún partido.

Con el 4-3-3 que Óscar Gutiérrez lleva planteando en los últimos encuentros, la UD crea ocasiones. Pero vuelve el mismo dilema, que son muy pocas y si no se materializan, el representativo se las verán más negro si cabe para llegar, al menos, a los 10 puntos, que ahora mismo lo tiene a varios años luz.

Como carta de presentación, los locales protagonizaron la primera ocasión del encuentro. Júnior, desde la línea de tres cuartos por la izquierda, colocó un centro a media altura para la entrada de Ancor, que no llegó por pocos centímetros a la pelota, que se marchó por la línea de fondo.

Esa fue la primera y única llegada de los primeros 10 minutos. El Bañaderos tomó el testigo del encuentro, aunque lo cierto es que a ninguno de los dos le duraba el balón casi nada, aunque los visitantes lo recuperaban con facilidad, y con cierta facilidad era capaz de llegar a los últimos 20 metros de la cancha.

Un disparo de Rubén por encima del larguero desde la frontal del área en el minuto 10 fue el plato previo al gol que iba a anotar un minuto más tarde Nauzet. Un pase de 40 metros de René en profundidad dejó a Nauzet solo ante el Bolo, al que batió por encima (0-1, minuto 11).

La alegría de los pupilos de Rogelio duró cinco minutos, el tiempo que tardó Cala en sacarse de la chistera el gol de la temporada hasta el momento para los locales. El ‘2’ teldense encendió las caras de sus compañeros con un golazo desde el centro del campo, sorprendiendo a un adelantado Jorge que apenas intentó parar el balón (1-1, minuto 16).

Cambió la dinámica del San Gregorio, que se vino arriba. Sin embargo, los fueras de juego castigaron al equipo. El asistente Francisco Cruz levantaba el banderín hasta en cinco ocasiones en el primer acto para el enfado de los atacantes blancos. Pero eso no impidió que en uno de los intentos terminara en el 1-2. Los protagonistas, Júnior (asistente) y Ancor (rematador). El goleador bajó el balón con la derecha y con la izquierda batió entre las piernas a Jorge (2-1, minuto 31). Se abría un halo de esperanzas para los teldenses.

Pero de la misma forma que al Bañaderos la sonrisa le duró cinco minutos, lo mismo le duró el positivismo al San Gregorio. En el 36, una mala salida de Bolo (con los pies por delante) terminó en un penalti que el árbitro sancionó, además de mostrar roja directa al cancerbero teldense, que estuvo protestando durante algo más de dos minutos. El penalti, tras cuatro minutos de parón, lo ejecutó Acaymo ante Toni Álamo, que se puso de portero, y lo batió por bajo a la derecha (2-2, minuto 40).

En la segunda parte, moviola. El San Gregorio empezó como arrancó el primer acto, atacando y con cuatro ocasiones clarísimas en 15 minutos para empatar el partido. Ancor tuvo un mano a mano que intentó resolver con una vaselina que se estampó en el palo derecho y que Yayi envió a córner para evitar males mayores (minuto 47). Porque al San Gregorio también le persigue la mala suerte.

También pudo llegar el segundo tres minutos más tarde. Alí, solo en el área por la derecha, cruzó en exceso el balón que salió rozando el palo de Jorge. Pero quien encontró el gol sin casi buscarlo. Rubén anotó el 2-3 en el mano a mano con Toni para echar abajo el trabajo del San Gregorio. Nuevamente, el rival se adelantaba en el marcador.

Pero los de Gutiérrez no cejaron en su empeño. Nueve minutos después del mazazo, doble ocasión teldense: primero Júnior estampa el balón en un defensor y Ancor, en el rechace dentro del punto de penalti, se encontró con el portero Jorge que salvó un gol cantado. A los 60 segundos el propio Júnior rozó el empate con un disparo que salió a centímetros de la escuadra derecha de Jorge. Podría haber sido el 2-3, pero se quedó en nada. En este encuentro, al San Gregorio se le puede echar en cara cualquier cosa menos el no haber tenido ocasiones y ponerle ganas en ataque.

En defensa es otra historia. Cada ataque del Bañaderos era entrarle el temblique a Toni, que dio sensación de inseguridad atrás. El gol anotado minutos atrás era el tercero pero poco iba a tardar el Bañaderos en sentenciar el encuentro por medio de Rubén, que marcó a placer desde el punto de penalti (3-4, minuto 65).

A los pocos minutos, el árbitro expulsó por doble amarilla a Júnior que anteriormente había sido sustituido, y ante los «insultos y amenazas» por parte de varios aficionados que increparon al primer asistente de línea, Ricardo García, el colegiado Omar González decidió parar el encuentro para ordenar al delegado del San Gregorio que requiriera la presencia policial ante lo que consideraba «un peligro para la integridad física» de su juez de línea, según reflejó en el acta.

El encuentro se reaunudó sin problemas. Daniel Flores, en el 83, recortó distancias con un cabezazo en la salida de un córner, un tercer gol que solo sirvió para maquillar el resultado, pues Sergio iba a poner el definitivo 3-5 en el marcador en tiempo de añadido.

Con este resultado, el San Gregorio finaliza la primera vuelta como farolillo rojo con un solo punto, a 16 de la permanencia que marca el RC Victoria.

FICHA TÉCNICA:

3 UD SAN GREGORIO: Bolo; Cala, Jacob, Ríos, Daniel Flores, Alí, Ancor, Yoney (78’), Júnior (Pablo, 67), Adonay y Toni.

Entrenador: Óscar Gutiérrez

5 UNIÓN COSTA BAÑADEROS: Jorge; Acaymo, Yayi, René (Cristian, 65’), Pancho (Éric, 57’), Santi, Vitolo, Pufi, Echedey (Octavio, descanso), Rubén y Nauzet (Álex, 67’).

Entrenador: Rogelio

GOLES: 0-1: Nauzet (11’)
1-1: Cala (16’)
2-1: Ancor (31’)
2-2: Acaymo, de penalti (40’)
2-3: Rubén (52’)
2-4: Nauzet (65’)
3-4: Daniel Flores (83’)
3-5: Sergio (90′)

ÁRBITRO: Omar Hernández Quesada, asistido en bandas por Ricardo García Rodríguez y Francisco Cruz Gil (Gáldar). Amonestó a los locales Júnior (62’ y 72’) y Josemi (87′ y 90′) y a los visitantes Pufi (22’), Rubén (38’), Acaymo (45+2), Octavio (58’), Yeray (62’), Vitolo (88’). Expulsó con roja directa al portero teldense Bolo (36’).

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 17.ª jornada de la Regional Preferente de Las Palmas disputado en el estadio Pablo Hernández Morales ante menos de 50 espectadores. El árbitro del encuentro obligó al delegado de la UD San Gregorio a llamar a la Policía Local en el minuto 67 ante los insultos y amenazas que varios aficionados vertían sobre el asistente Ricardo García, considerando que corría peligro su integridad física.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here