JUAN ANTONIO HERNÁNDEZ – TELDE

Etapa decisiva del Unión Marina en la Preferente. El equipo inicia este sábado a las 16.00 ante el CD Bañaderos una serie de partidos contra rivales directos o de la zona media-baja donde se jugará el todo por el todo en la categoría. Marzo será el mes que determine su futuro.

Salvación o no salvación, esa es la cuestión. El equipo tiene la oportunidad de demostrar ante el penúltimo clasificado que su corazón sigue latiendo o por el contrario que la permanencia es una utopía. Porque, con solo una sola victoria asegurada hasta final de temporada, ante contrincantes como este ya no caben las escusas.

En este choque, el Marina tiene dos deberes importantes por hacer. Primeramente, cortar la racha negativa. Segundo, anotarse su segunda victoria como local. Es imposible lograr la permanencia si no se saca provecho de los encuentros en casa, menos aún si tampoco se puntúa fuera.

Dicho esto, cada partido para la escuadra rojiblanca es una final, así como lo es cada encuentro del Haría y del RC Victoria, los dos rivales más directos ahora mismo y de los que depende el Marina para obrar el milgro. Concretamente, necesita dos derrotas seguidas del Haría y cuatro del Victoria.

El cuadro lanzaroteño jugará a la par que el Marina contra el Tablero, aunque una hora más tarde, mientras que los grancanarios visitará al San Antonio el domingo a las 12.00 horas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here